Miércoles, 14 de Noviembre del 2018

El Mirador

A los que vivís en Cuéllar todo el año

|Por Gustavo Gómez | Ni  Juan Carlos Gómez Perlado ni Rebeca Minguela ni muchos otros cientos de cuellaranos y cuellaranas seríamos lo que somos si no tuviéramos un pueblo donde volver cada final de agosto. A Cuéllar, a los Toros. Que no por tópico es menos cierto: que los de aquí somos muy de sacar pecho de todo lo nuestro y más, ahora con distinción internacional incluida, de nuestros Encierros.

La historia nos persigue

| Por César Quintanilla | La historia es algo así como un conjunto de acontecimientos vividos bien en primera persona o en grupo, hechos que de alguna manera hemos pasado en determinados momento de nuestra vida. Esos determinados hechos en función de la edad o el estilo de vida, han quedado grabados en nuestra memoria, en nuestra historia personal aquella por la que en ocasiones y en recuerdo suspiramos con

Moción de censura

| Por Ángel Carlos Hernando | No habrá Apocalipsis. El futuro dramático que escenificó Rafael Hernando en la moción de censura no se dará. Como otras tantas veces. Baste señalar que se acusó al Partido Socialista de  hacer que subiera la Prima de Riesgo cuando presentó la moción, pero no de que bajara cuando se ejecutó. Los argumentos mal intencionados quedan en evidencia con el tiempo; a veces, como en

No es no

| Por Mónica Rico | Indignada, incrédula, impotente. Sobre todo impotente. Yo ya no tengo 18 años y sigo sintiendo miedo cuando voy a casa sola y ha caído la noche. No hace falta haber salido de marcha, salgo de una reunión, de un pleno, de una charla… y bajo sola a casa. Con paso firme y el teléfono móvil en la mano, con el número de alguien marcado e

Una herencia peligrosa

| Por César Quintanilla | Ni tan siquiera nos podemos agarrar al clavo ardiendo, era la única esperanza y consuelo cuando las cosas se tuercen o no van bien. Mientras camino hacia mi vejez intento comprender todo lo que rodea al paso de los días, frustraciones en la juventud, cansancio de una tolerancia irracional, temor e incertidumbre. Camino muchos de mis días observando el deterioro del mundo que me rodea,

Las mejores fiestas del mundo (o casi)

Reses del encierro en las calles de Cuéllar. | Foto: Gabriel Gómez | | Por Pablo Quevedo Lázaro | De joven, o sea cuando era más joven que ahora, yo también padecía el convencimiento de que las fiestas de mi pueblo eran las mejores del mundo mundial. No se podían comparar con las de ningún otro sitio y mucho menos con las de las localidades vecinas. Eran las más en

La Virgen de la Cueva

| Por Ángel Carlos Hernando | Que nunca llueve a gusto de todos, quizá sea la sentencia más irrebatible que pueda ofrecer el refranero español.  Además contiene cierto aire de futuro porque, con toda seguridad, no lo hará. Y menos cuando de divertirse se trata; ya que cada cual lo hace de manera diferente. Refiriéndonos al periodo festivo que acabamos de cerrar en nuestra localidad, con un más que dudoso

Volver a empezar

| Por César Quintanilla | Encarna Paso y Antonio Ferrandis fueron los protagonistas de esa hermosa película de José Luis Garci, basada en un retorno y precisamente a tierras astures. Volver a empezar, es volver a estudiar en cátedras muy diferentes a todo lo que aprendimos en nuestra época de estudiantes y también en el transcurso de nuestra vida cotidiana. Una vida en muchos de los casos inimaginable, diferente a

Leyes sobre el incendio en los pinares

Ley lxiiii. | Por Julia Montalvillo | Uno de los capítulos más importantes de las ordenanzas de 1499 es el dedicado a los pinares, tratado en 60 de las 199 leyes que las componen (de la ley 45 a la 105). Regulan todo lo referente a su aprovechamiento, cuidado e incendio. Los incendios forestales es un asunto que ha preocupado en grado sumo a las autoridades concejiles desde la segunda

Cuéllar, las Edades y los encierros

|Por Pablo Quevedo Lázaro. Periodista | Los cuellaranos siempre han sentido la fiesta de los encierros como un reflejo de su acervo cultural, un compendio de tradición, el argumento que reafirma su identidad, la mejor muestra de lo que son como pueblo que respeta y mima su pasado para proyectarlo al futuro, salvando todos los obstáculos que la nueva modernidad quiere imponer. Los encierros siempre han sido su bandera allí