11.6 C
Cuéllar
martes, 21 de mayo de 2024
- publicidad -
InicioActualidadEl Espadañal homenajea a uno de sus fundadores: Eduardo Madrigal 'Lalo'

El Espadañal homenajea a uno de sus fundadores: Eduardo Madrigal ‘Lalo’

| El colectivo instaló una placa homenaje en el observatorio de aves del humedal cuellarano |

|Fotos: Nuria Pascual|

La Asociación El Espadañal homenajeó, en el paraje del que toma su nombre, al que fuera su socio fundador Eduardo Madrigal, conocido como ‘Lalo’. Familiares, compañeros y amigos de Madrigal se dieron cita primero junto al panel de este espacio natural donde se detallan las especies de fauna y flora que pueden observarse, para después desplazarse hasta el observatorio de aves donde se colocó una placa en su recuerdo. También asistieron el alcalde, Carlos Fraile, y los ediles de Turismo y Medio Ambiente.

Antonio de Benito abrió el acto agradeciendo a todos los asistentes su presencia. Recordó que el humedal de El Espadañal se recuperó gracias a él, junto a otras personas, “y gracias a él se creó también la asociación”, añadió. De Benito sostenía la placa con un dibujo realizado por el artista cuellarano José María Yagüe, autor también del panel allí instalado.

Juanjo Madrigal, hermano de Lalo y miembro también del colectivo, recordó cómo era el espacio antes de desecarse, en los años 60 y 70, junto a otras lagunas famosas como la de La Nava. Allí dijo que acudían reses de toda la zona a los pastizales desde la primavera hasta pasar el verano. En los inviernos señaló como la explanada estaba atravesada por el Arroyo Cerquilla que hacía meandros “y el arroyo Pradillos también se metía aquí y desaparecía”. Cuando se inundaba la zona más próxima al pinar, dijo que “se veía casi un verdadero mar, de una riqueza tremenda”.

Madrigal explicó como la laguna acabó desecándose al canalizar el arroyo Cerquilla y derivar el Pradillos. Así, dijo que quedó “casi de estepa” y permaneció de ese modo durante muchos años hasta que dio comienzo su recuperación. Para ello se retomó el cauce habitual del arroyo Pradillos, cerrando su derivación al Cerquilla.

Miguel Ángel Valero, otro de los impulsores de la recuperación del espacio junto a Lalo Madrigal, se refirió a él como “una excelente persona, un gran amigo y un gran amante de la naturaleza”. Señaló la dificultad de resumir los 30 años de actuaciones en el espacio, pero aseguró que “esto es todo por la iniciativa de Lalo, fruto de sus sueños y de transmitir esa gran afición por la naturaleza”.

 

Recuperación

Valero explicó como comenzaron a actuar por su cuenta, con sus propias herramientas para recuperar los manantiales interiores del espacio. Continuaron colocando los sacos de tierra para crear el dique. Así, inundaron inicialmente unas cinco hectáreas, aunque el agua se les escapaba y tenían que actuar con frecuencia para contenerlo. Después, presentaron un proyecto al Ayuntamiento, con cuyo apoyo siempre han contado. Un documento que también se envió a la Confederación Hidrográfica del Duero que respondió multando con 50.000 pesetas al Consistorio.

Tras muchos trámites y alegaciones en 1999 se aprobaron las actuaciones. Con ellas el Ayuntamiento realizó un dique de unos 100 metros que posteriormente se ha ido ampliando hasta lograr frenar las pérdidas de agua. Ya ese año se multiplicaron la flora y las aves acuáticas en el humedal, un incremento que ha continuado hasta la actualidad.

Un grupo de profesores realizó en el año 2000 un trabajo de investigación y catalogación de la flora y fauna del espacio, en cada estación del año. Valero se encontraba entre ellos y ese trabajo apoyo las primeras actuaciones para la recuperación.

En 2007,  Valero recordó que se puso en marcha la Asociación “con Lalo como un gran líder” y desde ella continuaron luchando.

Pendiente dijo que se encuentra la inclusión del espacio como zona húmeda de especial protección en el catálogo de la Junta de Castilla y León. Algo que el concejal de Medio Ambiente, Tomás Marcos, aseguró se materializará en breve.

El biólogo Jaime Madrigal, miró hacia el futuro del espacio destacando su biodiversidad, “que es la que verdaderamente aporta el bienestar y la salud al ser humano”. Apostó también por proteger el espacio para evitar que se produzcan daños al entorno. Apuntó cómo el proceso de recuperación ha devuelto la dinámica hidrológica al humedal inundándose en invierno y secándose en verano, lo que aporta gran biodiversidad, algo que debe conservarse y mejorarse.

 

Placa

El acto concluyó instalando la placa homenaje en el observatorio de aves cuyo texto señala “La Asociación el Espadañal. A la memoria de su fundador y presidente Eduardo Madrigal ‘Lalo’. En agradecimiento por sus esfuerzos y dedicación en recuperar este espacio natural del humedal El Espadañal”. Los familiares y compañeros inmortalizaron el momento con fotografías junto a la placa y al humedal que a pesar de las altas temperaturas luce una lámina de agua.

Artículos Relacionados
publicidad

Hemeroteca

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscripción

publicidad
  • Fecha

    Título

publicidad

De Interés

Cultural y deportiva

Farmacias de guardia

De productos y servicios

Esquelas

error: ¡Contenido protegido!