| El abulense Noel Martín ha tenido que conformarse con la segunda posición |

| Fotos: Gabriel Gómez |

El murciano Francisco Rus ha sido el vencedor de la LXIII Clásica de la Chuleta que hoy ha rodado por las carreteras de la comarca cuellarana. el corredor del equipo Cortizo ha completado los 165 kilómetros del recorrido de la prueba en un tiempo de 3 horas 36 minutos y 22 segundo.

Rus se ha adelantado al abulense Noel Martín, del Vigo Rias Baixas, que con el mismo tiempo hoy hubiera completado su cuarto triunfo en esta prueba ciclista tras los de 2017, 2019 y 2022. También con el mismo tiempo ha cruzado la meta el catalán Ferrán Robert Torrens, del Control-Pack. La cuarta posición ha sido para Eloy Teruel del Esetec-Salazones, que repite el puesto de la cronoescalada de ayer, y la quinta para José David Martínez del Brócoli Mecánico Sakata.

La prueba ha rodado desde las 10.00 de la mañana por las carreteras y pueblos de la comarca cuellarana en sus 160 kilómetros dando cinco vueltas al circuito. A esa hora, los 117 corredores de una veintena de equipos que han participado, tomaban salida controlada desde el polideportivo municipal. Previamente, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo a la ciclista iscariense Estela Domínguez, que perdía la vida al ser arrollada por un camión en Salamanca el 9 de febrero. Algunos familiares de la joven han participado en el acto, y su tía Reyes Domínguez ha sido la encargada de cortar la cinta que ha marcado el inicio de la prueba con esa salida controlada.

Posteriormente, la carrera ha comenzado en los aledaños del Castillo del municipio.

 

Pinares

La buena climatología ha favorecido que hubiera mucho público en el recorrido animando a los corredores a su paso por las diferentes localidades y también en la carretera junto al Cega. Allí centenares de personas se han dado cita para degustar junto a sus familiares y amigos las tradicionales chuletas a la parrilla que dan nombre a la prueba.

Cumpliendo la normativa establecida por el Ayuntamiento a las 17.00 horas todas las hogueras estaban ya apagadas.

La jornada se ha desarrollado con tranquilidad y responsabilidad de los participantes en cuanto al control del fuego. Solo se ha producido un pequeño conato de incendio junto unas naves y el pinar que ha sido sofocado por personal del Ayuntamiento y los bomberos forestales.