| Se le ha recordado como “una buena persona”, “luchador”, “trabajador y generoso”, amigo, compañero y hermano |

| La canción de Labordeta `Somos´ cantada por los asistentes ha cerrado el acto |


Centenares de personas se han cita en la villa para despedir al presidente de la Unión de Campesinos de Segovia, Eduardo Herguedas. Representantes del campo segoviano y regional, se han sumado a familiares, amigos y vecinos de la comarca en este último adiós que han convertido en un emotivo y sentido homenaje en el que no ha faltado la música de la dulzaina, el canto de `Somos´ Jose Antonio Labordeta y la poesía, especialmente la de Miguel Hernández el poeta favorito de Herguedas.

Entre otros han asistido al acto el coordinador estatal de la Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, el coordinador regional de UCCL, Juan Manuel González, el coordinador provincial, Juan Manuel Palomares, y representantes de la organización en otras provincias como el presidente Vallisoletano, Ignacio Arias, y su coordinador, Valentín García,  la presidenta de Ismur, Rosa Arranz, el presidente de Asaja Segovia, Guzmán Bayón, el presidente de Mesenor, Rafael de Frutos, el presidente de Segolechal, Quique Santana, el vicepresidente de Caja Viva Caja rural, Félix Moracho y su director general, José María Chaparro…

Al son de la marcha del Tío Cerillas interpretada por Oscar Herrero, técnico de UCCL, el féretro partía del tanatorio portado en andas por sus hijos, familiares y amigos para depositarse junto a la explanada del polideportivo donde ha tenido lugar el acto presidido por una imagen de Herguedas, un cartel como candidato a las Cámaras Agrarias regionales por UCCL,  y numerosas coronas de flores.

Su sobrino Imanol Herguedas ha abierto el homenaje interpretando con su trompeta el tema `Autumn lives´ (hojas de otoño). Después su cuñado ha sido el encargado de conducir el acto, recordando que “era una buena persona, pero además era un luchador”. Trabajador, generoso, han sido otros de los adjetivos que se le han dedicado apuntando que contaba con dos familias: “la biológica y la sindical”. Así lo reconocía él mismo asegurando que se había casado dos veces, con su esposa, Mª Carmen, y con el sindicato.

Palomares ha afirmado que el de hoy era “un día triste para el campo de Segovia y para la UCCL” . “El sindicalismo agrario ha perdido un referente, un líder, una gran persona”, ha dicho recordando también su compromiso con la Unión, el medio rural y los más débiles.

Rosa Arranz le ha recordado con unos cariñosos versos recordando su “sonrisa eterna” su sosiego y mirada profunda. Y le ha dedicado un fragmento del poema `El Herido´ de Miguel Hernández “Retoñarán aladas de savia sin otoño / reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. / Porque soy como el árbol talado, que retoño: / porque aún tengo la vida”.

Francisco Javier Esteban, de la ejecutiva provincial de UCCL, ha recordado a Herguedas como un compañero, amigo, hermano, “el jefe” y adaptando una estrofa de la canción de Carlos Puebla al Che Guevara a manifestado “seguiremos adelante, como junto a ti seguimos y con la Unión te decimos, hasta siempre jefe”.

Su hermana Pauli también ha querido intervenir en esta despedida con versos, con una plegaria indígena “No te acerques a mi tumba sollozando. No estoy allí. No duermo ahí. …” y con unos del propio Herguedas en su juventud: “Voy a luchar por un mundo de paz y justicia para todos”.

Un minuto de silencio se ha brindado a los asistentes para que rememoraran sus recuerdos de Herguedas un silencio roto por el sonido de la dulzaina entonando ” Ya vienen los segadores”.

Sus hijos Gonzalo y Víctor han agradecido a cuantos les han acompañado en estos duros momentos y han recordado unas palabras suyas “de qué me sirve la vida si no hubiera tenido con quién compartirla” y sus últimas palabras a su familia “no tengáis miedo”.

Con el canto de `Somos´ de José Antonio Labordeta se ha cerrado esta despedida, la misma canción que se entonó en 2006 en el último adiós a Gregorio de la Fuente.