Nuria Fernández durante su intervención en el pleno. | Foto: Gabriel Gómez |

| El grupo municipal popular considera que deberían tener 8 y no 9 integrantes como sacó adelante el Equipo de Gobierno |


El Equipo de Gobierno municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Cuéllar sacó ayer adelante su propuestas de composición de las comisiones informativas con el apoyo de las dos concejalas de IU. En total serán cinco las comisiones (Hacienda, Deporte y Educación; Urbanismo, Obras y Desarrollo Económico; Cultura, Turismo y Patrimonio; Seguridad, Tráfico y Medio Ambiente y Servicios Municipales, Juventud, Personal y Asuntos Sociales) más la especial de cuentas y contarán con nueve miembros: cuatro del PSOE, dos del PP, uno de IU, uno de Ciudadanos y 1 de Centrados, siendo este último el punto que desató la polémica en la sesión. Así la portavoz del PP, Nuria Fernández, señaló que, como  ya le había comentado al alcalde “las cosas se están haciendo mal”. Apuntó que las comisiones deberían ser de 8 y no de 9 integrantes atendiendo  la proporcionalidad entre los grupos representados en el Ayuntamiento.

“Si usted mira los porcentajes y los redondeos, la única posibilidad que cumple la condición es la comisión de ocho concejales”, afirmó la concejala popular. “El PP y espero que el resto de grupos no pueden darle lo que  no le han dado las urnas”, afirmó anunciando su voto en contra. Aseguró que además de a Fraile le había transmitido al secretario municipal la situación y pidió al PP que hiciera una propuesta de una comisión de ocho concejales.

El alcalde, Carlos Fraile, manifestó que los resultados en las urnas y el pacto de gobierno con IU les da la mayoría absoluta en el pleno, una mayoría que trasladan  las comisiones. Así dijo que en una comisión de 8 miembros deberían utilizar continuamente el voto de calidad del alcalde en todos los acuerdos y con la de nueve esto se evita. Además afirmó que la concejala popular “lo que quiere es enredar”, mientras su objetivo es “que transcurran las comisiones con normalidad y no haya que recurrir al voto de calidad”.

Fernández anunció su intención de recurrir la decisión, mientras el alcalde le animó a hacer “lo que haga falta”.

La propuesta socialista contó con los votos favorables de sus cinco ediles y de las dos de IU, la abstención del concejal de Centrados, Borja Sanz, y los votos en contra de los tres ediles del PP y los dos de Ciudadanos.