Marina Muñoz durante el segmento de bicicleta en la capital soriana.

La cuellarana Marina Muñoz se ha proclamado hoy campeona de España sub23 de duatlón en el Campeonato de España de Duatlón que se ha celebrado en Soria.

Muñoz se ha mostrado muy satisfecha con  el título obtenido y tras más de siete meses de parón a causa de la pandemia de la COVID-19. Precisamente la situación sanitaria ha llevado a reconvertir la prueba en una contrarreloj, según ha explicado Muñoz, que les ha hecho a salir de dos en dos a la pista con una diferencia de 10 segundos con las siguientes participantes. Este nuevo formato ha hecho que hasta el final no haya conocido la posición en la que ha quedado.

La atleta ha señalado que la carrera se ha desarrollado en el estadio soriano de `Los Pajaritos´, y ha subrayado la dureza del segmento de bicicleta “porque era todo subidas y bajadas y había bastante viento”.  Precisamente ahí es donde ha sacado tiempo ya que era la parte que mejor llevaba preparada. La prueba ha concluido con 2,5 kilómetros más de carrera en la pista.

Muñoz no ha ocultado su alegría destacando las buenas sensaciones que ha tenido en la vuelta a la competición, máxime habiendo logrado un oro sub23.

“El año pasado me salió bastante mal y tenía la espinita clavada que también fue en Soria, y este año me la he sacado”, afirma.

La cuellarana, del Triatlón Soriano, ha entrenado durante todo el verano en la villa sola ya que  los atletas con los que entrenaba habitualmente eran de Soria y  la vista está que su esfuerzo ha merecido la pena.

La siguiente competición será el Campeonato de España por Equipos que se celebrará en Avilés a mediados de noviembre. Con esa competición Muñoz cerrará las de este año en el que también logró una tercera posición en el europeo de duatlón que se celebró el 7 de marzo en Punta Umbría (Huelva). Pasado el invierno retomará las competiciones en el mes de marzo de 2021.

Sobre la situación vivida como deportista en estos meses de parón Muñoz afirma que “era bastante duro de cabeza, porque al final entrenas, entrenas pero sin un objetivo claro”. A ello se sumaba la suspensión de las pruebas en la misma semana de su celebración “pero al final nos han dejado competir y ha salido bien así que contenta”, ha concluido.