| Los populares determinaron no presentar ninguno en la sesión |

| Los populares se plantean denunciar la anunciada no celebración del pleno ordinario del mes de marzo

La presentación de los ruegos y preguntas de forma agrupada en los plenos volvió ayer a ser motivo de enfrentamiento entre el grupo municipal del Partido Popular y el alcalde de Cuéllar, Carlos Fraile (PSOE).

El concejal popular Jesús Salamanca abrió el turno de ruegos cuestionando al primer edil “¿va usted a permitir a este grupo realizar los ruegos sin que estén agrupados?”. Fraile le indicó que como se informó en la junta de portavoces debían realizar todos seguidos.

“Que estén agrupados los ruegos supone vulnerar el derecho de los vecinos de Cuéllar a realizar una oposición digna al Gobierno”, dijo Salamanca. Asímismo, añadió que “nos está coartando las libertades, ordena los debates sin dejar que haya debates individuales en cada ruego”.

El edil del PP afirmó que el alcalde “monopoliza los plenos interviniendo prácticamente en el 50 % del tiempo transcurrido”, además de no dar respuesta a sus ruegos ni preguntas. Concluyó indicando que si no se les iba a permitir hacer los ruegos de manera individual “este grupo no tiene nada más que decir y no va a realizar ningún ruego”.

No se coarta ninguna libertad, ustedes pueden hacer todos los ruegos que estimen oportunos por cada concejal de manera seguida”, señaló el alcalde, recordando que en los informes del consultor de los ayuntamientos de Aranzadi se dice que “a falta del Reglamento Orgánico Municipal es esta presidencia la que ordena los debates, aunque no le guste señor Salamanca soy el alcalde”. Así,  echó atrás la mirada para apuntar que en la última legislatura del PP entre 2015 y 2019 “ya se hacía así”, y como ejemplo puso el pleno del 25 de noviembre de 2016.

“Ustedes van aquí de víctimas, hoy y en el pleno pasado, pretendiendo hacer ver que no van a poder hacer la labor de Gobierno”, apuntó el regidor. Sobre sus monólogos Fraile instó al edil popular a extenderse más en sus intervenciones.

“Le propongo que rehúyan del victimismo y comiencen a trabajar de manera veraz por los intereses de los vecinos de Cuéllar”, dijo Fraile.

Salamanca replicó acusando al alcalde de mirar al pasado en sus intervenciones y le instó ” mirar al presente y no me diga lo que ha hecho el antiguo grupo popular”.

 

Pleno de marzo

Intervino también en el turno de preguntas el edil del PP Javier Hernanz preguntando por la fecha en que se celebrará el pleno ordinario de marzo. Un pleno que el alcalde indicó que no se celebrará al coincidir con Jueves Santo. Por ello dijo que habrá un pleno extraordinario el miércoles 27 de marzo a las 13.00 horas con ruegos y preguntas.

Hernanz expresó el desacuerdo de su grupo con esa decisión que afirmó “coarta los derechos de los concejales y de los cuellaranos y así lo reconoce la jurisprudencia del Tribunal Supremo”. Y cuestionó al secretario si se podía cambiar un pleno ordinario por uno extraordinario permitiendo ruegos y preguntas. Una cuestión esta última que no se refleja en la normativa, según apuntó Fraile, quedando a criterio de la presidencia.

El secretario aclaró que en julio se estableció la periodicidad de los plenos al último jueves de cada mes, de manera que todos los que se lleven a cabo fuera de esa fecha serán extraordinarios. “Ello no es óbice de que un pleno extraordinario deba celebrarse sí o sí”, dijo explicando que en marzo coincidía con la festividad de Jueves Santo. Sobre los ruegos y preguntas detalló que el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, ROF, fija que en las sesiones ordinarias deben incluirse ruegos y preguntas, pero no que no pueda hacerse en las sesiones extraordinarias.

 

Labor de oposición

Tras el pleno Salamanca dijo que con los ruegos pretenden que los vecinos puedan conocer “lo mal que se están haciendo determinadas cosas”, y el alcalde “quiere que juntemos todos los ruegos para con los monólogos que el alcalde hace en los plenos difuminar la realidad de Cuéllar”. Por otro lado, se refirió a “la poca libertad que tenemos ahora la oposición de intentar ante el Equipo de Gobierno de realizar una oposición digna”. “Lo que nos interesa es el día a día de Cuéllar”, afirmó.

El edil Daniel Martín señaló que los concejales populares llevaban cada uno sus ruegos y preguntas, pero quisieron mostrar su desacuerdo con la decisión de la junta de portavoces que a su juicio “no es el órgano competente para tomar este tipo de decisiones”. A través de su labor de oposición señaló que trasladan las preguntas e inquietudes que les hacen llegar los vecinos.

Sobre el pleno de marzo la concejala Nuria Fernández apuntó que es ilegal no celebrarlo y que existe jurisprudencia que indica que puede hacerse el pleno ordinario el siguiente día hábil en las mismas condiciones. Criticó también que se haya fijado el pleno extraordinario en horario laboral para los ediles populares.

Hernanz se preguntaba si “¿hay que crear un problema donde no le hay?”, señalando que el pleno podría celebrarse el día anterior “pero a una hora prudente en la que no trabajemos, en la que podamos estar”.

“Nos planteamos denunciarlo ante los tribunales”, dijo Hernanz apuntando que “hay sentencias del Tribunal Supremo y de los tribunales superiores de justicia que dicen que eso no se puede hacer”.