| Fotos: Gabriel Gómez |

Un centenar de personas se concentraron el sábado por la tarde en la plaza Mayor para después participar en la marcha convocada por el Ayuntamiento con motivo del Día Internacional para al Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Al ritmo de la batucada Iscarioca, la marcha encabezada por una pancarta en la que se leía «Ser libre, estar viva», concluyó en los Paseos de san Francisco, donde se dio lectura a un comunicado. En él el Colectivo Feminista 8M aprovechó para explicar el motivo por el que no se habían implicado en la organización de actividades en ese día.

“El colectivo feminista 8M de Cuéllar ha organizado durante varios años actos y actividades con el objetivo de sensibilizar, informar sobre la situación que vivimos y sufren las mujeres, en menor o mayor medida, derivadas de la sociedad patriarcal, pero el colectivo no sólo ha organizado actividades en entorno a esta y otras fechas tan significativas, sino también nos hemos implicado en la lucha, reivindicación que ayudara a mejorar las situación de las mujeres”, señalaron.

Explicaron por qué este año se limitan a sumarse a las actividades realizadas por el Ayuntamiento “todo ello debido a varios factores personales, de contexto…que nos lleva a tomar un tiempo para la reflexión, el conocimiento, el consenso de la situación, así como también  dedicar esfuerzos para que otras personas y colectivos se unan a nuestra lucha”.

Para conseguir un colectivo más fuerte, con la implicación, colaboración sólida y enriquecedora que nos permita avanzar y seguir aportando nuestro granito de arena  para conseguir una igualdad real entre mujeres y hombres y seguir apostando por la no violencia, no discriminación, acoso, abusos hacia las mujeres”, concluyeron. El colectivo recordó que se reúne cada primer viernes de mes a las 20.30 horas en el salón de Pedro I y animó a los presentes a sumarse y participar.

La concejala de Asuntos Sociales, Caridad García, citó en su intervención los orígenes de ese día y los distintos pasos y convenios que se han ido sucediendo en el mundo contra la violencia de género.

“Cada 11 minutos es asesinada una mujer o una niña por alguien de su propia familia”, dijo, añadiendo que “la violencia contra la mujer trasciende a sistemas políticos y económicos. No entiende de culturas, clases sociales, y está presente en  todas las sociedades del mundo”.

Entre los datos que aportó destaca que en España hasta la fecha en este año se han cometido 52 asesinatos y desde 2003 que se tiene registro, han sido 1.237. El Ayuntamiento se iluminó de morado el sábado con motivo de ese día.

 

Micrófono abierto

Una vez finalizadas las intervenciones programadas, se abrió el micrófono para que quien lo deseara pudiese participar. Caridad García leyó un texto del grupo de lectura del Centro de Día de Personas Mayores, y M.ª Ángeles Sánchez, usuaria de Fundación Personas, también leyó unas palabras de su autoría. Por último, Conchi Sanz recitó unos versos inspirados en un caso real de acoso machista que conoció de primera mano.