Un momento del desarrollo de la sesión plenaria.

Un momento del desarrollo de la sesión plenaria. |Foto: Gabriel Gómez|

El Ayuntamiento de Cuéllar ampliará las inversiones recogidas en el presupuesto de 2016 gracias al superávit y al remanente de tesorería del ejercicio de 2015, según señaló el alcalde de la villa, Jesús García. Esas inversiones que se incorporarán al capítulo correspondiente del presupuesto se llevarán a cabo con recursos propios del Consistorio, ya que las ayudas que llegarán desde otras administraciones  señaló “serán testimoniales”. Así se puso de manifiesto en la última sesión ordinaria de pleno.

Así explicó que el año 2015 se ha cerrado con un superávit de 775.000 euros y 2,1 millones de euros positivos de remanente de tesorería. Estas cifras muestran, según García, el trabajo desarrollado a lo largo del año por el Equipo de Gobierno.

García explicó que  el Equipo de Gobierno facilitó estos datos a los grupos de la oposición en la comisión especial de cuentas en la que se abordaron los datos de los festejos taurinos de 2015. Señaló también que el PSOE pidió que se retirara ese punto del orden del día aunque no lo hicieron ya que la ley permitía incluirlo. Así señaló que su objetivo era dar las cifras del pasado ejercicio y mostrar la progresión a lo largo de los últimos 9 años, 2005-2015.

García explicó que el remanente de tesorería en 2005 partía de una cifra negativa de 1.572.000 euros, pasando a ser acreedor en 2015 por un importe de 2.131.594 euros. Este es un dato importante para García, ya que permitirá “llevar al capítulo de inversiones determinadas partidas”.

El primer edil recordó los resultados del ejercicio de 2006, cuando gobernaba el PSOE, y que se cerró con un déficit de más de un millón de euros, a pesar de contar con partidas con un “comportamiento extraordinario” como fue el caso del Impuesto de Construcciones y obras, ICIO, que alcanzaron los 630.631 euros, cuando en el último ejercicio se recaudaron 123.000 euros. Recordó que  ese ejercicio también hubo venta de activos inmobiliarios por valor de 228.000 euros que también produjeron beneficios. García subrayó que a pesar de ello el resto de partidas no se llegaron a cubrir en el capítulo de ingresos, cerrando el ejercicio con déficit de 1.016.105 euros, lo que comparado con el resultado de superávit de 2015 “deja claro la forma tan diferente de trabajar”.

Sobre el estado de ejecución del presupuesto de 2015 García señaló que todas las partidas de ingresos tuvieron superávit “y no se llega a disponer de la totalidad de las partidas de gastos, lo que genera un superávit positivo”. Así el alcalde señaló que “un presupuesto es importante cuando se aprueba pero su verdadero valor es cuando se ejecuta”. El pasado ejercicio indicó que las partidas han crecieron por encima de lo presupuestado y  el capítulo de gastos no se llegó a sobrepasar”. “Aprobar y presentar un presupuesto en base a previsiones de ingresos nos puede llevar a error cuando se ejecuta”, afirmó.

El nivel de endeudamiento del Ayuntamiento con créditos a corto y a largo plazo, es de 3.416.142 euros, lo que supone un nivel de endeudamiento del 42,95 por ciento con relación a los recursos liquidados,  aunque la ley permite endeudarse hasta un 75 por ciento.

García se refirió también  a la Ley de Morosidad señalando que en el  cuarto trimestre de 2015 el periodo medio de pago a proveedores se situó en una media de 13,97 días.

El portavoz socialista, Carlos Fraile, tras conocer la liquidación del presupuesto señaló que esperaban que el Equipo de Gobierno hubiera presentado un avance de las inversiones que tienen previsto realizar con ese remanente de tesorería. Así instó a que se generen inversiones que produzcan actividad en el municipio que permita que las necesidades de los vecinos se vean cubiertas. El alcalde le respondió indicando que se realizarán inversiones con fondos propios del Ayuntamiento, aunque aún no éstas no están definidas.