Sede de Resinas Naturales en el Polígono de la Comunidad de Villa y Tierra.

Sede de Resinas Naturales en el Polígono de la Comunidad de Villa y Tierra. |Foto: Gabriel Gómez|

La Mesa Regional de la Resina, se ha reunido hoy con la asistencia de la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente. Un encuentro en el que se ha analizado la evolución del sector y las perspectivas de futuro. Con el objetivo de impulsar el sector de la resina, el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 cuenta con una serie de medidas de apoyo entre ellas destacan las ayudas a la inversión a las industrias transformadoras de resina y la realización de proyectos de innovación en materia forestal.
En España y Portugal la resina proviene del pino negral o resinero (Pinus pinaster). Castilla y León cuenta con 400.000 hectáreas, repartidas en todas las provincias, de esta superficie arbórea, lo que supone el 28 por ciento de los pinares negral de España y el 9 por ciento de la superficie mundial.

Castilla y León ha sido siempre la principal Comunidad productora del país, con el 95 por ciento de la producción nacional, y una de las más importantes del mundo.

En la actualidad, el sector de la resina cuenta con 770 resineros, con una producción de 12.313 toneladas en la Comunidad y su valor económico alcanza los 12,3 millones de euros.

Además, el sector destaca por su calidad. La mayoría de los montes objeto de aprovechamiento de resina de la Comunidad cuentan, desde 2004, con certificado en Gestión Forestal Sostenible bajo el sistema PEFC, que avala y garantiza su comercialización y contribuye a una mejora continuada de su gestión.

Segovia es la provincia que mantiene la mayor producción, por la productividad de sus pinares, de 3 a 4 kilogramos por árbol, unas condiciones fisiográficas más favorables, la cercanía de la industria transformadora y el personal que trabaja en el sector. Además en la provincia se concentran las dos principales empresas del sector en la Comunidad:

Unión Resinera Española, que posee un fábrica en Coca y ahora está en manos del mayor grupo productor de Brasil (Resinas do Brasil) y Resinas Naturales, que posee una fábrica en Cuéllar y otra en construcción.

Evolución

En el encuentro se ha puesto de manifiesto que el de la resina es un sector que ha ido evolucionando en los últimos cuatro años. El número de resineros se ha multiplicado por cuatro al pasar de 177 a los 770 actuales, también se ha multiplicado por seis la producción al pasar de 2.189  toneladas a las 12.313 actuales y su valor por ocho al pasar de 1,5 millones de euros a los actuales 12,3 millones.

Esta evolución ha estado motivada principalmente por eltrabajo del sector en colaboración con el Gobierno autonómico en fomentar la mecanización de la extracción de la resina y en la cooperación territorial para así mejorar la competitividad. Las actuaciones más destacadas han sido: se ha patentado un taladro que permite mecanizar la preparación y las picas, reduciendo notablemente el tiempo de operaciones, el interés por la resinación se ha trasladado a numerosas comunidades autónomas, como Castilla la Mancha, Extremadura, Aragón, Andalucía, Madrid, Valencia y Galicia, y se ha conseguido realizar colaboraciones con Portugal –a través de RESIPINUS, una réplica de la Mesa de la Resina de Castilla y León- y con Francia;

En la reunión además se ha analizado las posibilidades de futuro, así este sector demanda empleo, al crearse 1 empleo por cada 160 hectáreas. Lo que supone que, de alcanzarse una producción de 15.000 Tm., podrían consolidarse más de 1.000 empleos directos.

Los países del Sur de Europa podrían fácilmente alcanzar una producción de 100.000 toneladas. La nueva Estrategia para la Industria Química Europea, para el 2020, que prepara la Comisión, va en esta dirección al apostar por la producción verde y sostenible y por sustituir progresivamente la industria basada en derivados del petróleo por producciones renovables como la resina natural y que los resineros se mantengan en el pinar durante toda su campaña supone que son los mejores vigilantes y cuidadores del monte.

Con el fin de impulsar la modernización del sector, se ha copncluido en el encuentro que es necesario: aumentar la productividad por trabajador, al potenciar la mecanización y una nueva organización del trabajo, especialmente de la recolección o remasa, integrar las labores de resinación y de tratamiento selvícola en la prevención de incendios de los pinares y se requiere una nueva organización, donde los trabajadores resineros no dependan laboralmente de las empresas industriales, ni de los propietarios de los montes. Los resineros deben integrarse en empresas de aprovechamientos y trabajos forestales que realicen conjuntamente tanto la extracción de resina como el cuidado de los pinares, y que lo afronten con una visión empresarial.

El sector se debería organizar como una Organización Intersectorial Agroalimentaria, en la que se negocien modelos de contratos, niveles de precios y el resto de las condiciones para el desarrollo de la actividad.

Apoyo al sector

Dada la relevancia del sector, como ha explicado Clemente, y con el objetivo de impulsar su modernización, se han incluido una serie de medidas de apoyo al sector en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, actualmente en fase de negociación con la Unión Europea previo a su aprobación. Por un lado están las ayudas para mejorar la capacidad industrial, por otro lado se fomentará el I+D+i y finalmente se pondrán en marcha Acciones de formación.

Además este sector, por sus características, podrá beneficiarse de las líneas de financiación establecidas a través de ADE Rural para dinamizar la economía del medio rural de la Comunidad.

Mesa de la resina

LMesa Regional de la Resina de Castilla y León, constituida en marzo de 2011, es el órgano de participación sectorial que aúna todos los agentes del sector productor de resinas naturales en Castilla y León: propietarios forestales, trabajadores resineros, industriales de primera y segunda transformación, Centros de Investigación y Gobierno autonómico.