Miembros de la Asociación El Espadañal durante la asamblea. | Foto: Nuria Pascual |

Desde la Asociación para la Conservación de la Naturaleza El Espadañal se pretende impulsar su actividad e incrementar el número de asociados, algo que se puso de manifiesto durante el desarrollo de su asamblea en el Palacio de Pedro I, un acto que coincidió con la celebración del Día de los Humedales.

Una cita que contó con apenas una veintena de asistentes entre los que se encontraban algunos dispuestos a sumarse al colectivo y a colaborar en el desarrollo de nuevas actividades. Jaime Madrigal, Tomás Marcos, Juanjo Madrigal y Antonio de Benito fueron los representantes del colectivo que guiaron el encuentro.

Tomás Marcos recordaba como la asociación nació con muchos socios,  en la actualidad cuenta con casi un centenar,  pero son solo cinco o seis los que están implicados en temas medioambientales. Así recordó que han participado en cuestiones relacionadas con el rio Cega como las alegaciones presentadas a la modificación de la recarga de El Carracillo y en contra del embalse de Lastras de Cuéllar.

Marcos reseñó que el objetivo de la asamblea era relanzar la asociación,  “intentar llegar a la gente, que la gente respondiera a la llamada y plantear una serie de grupos de trabajo relacionados con el medio ambiente”. Unos grupos en los que no solo piden que la gente participe “sino que se implique organizativamente”. Apuntó que deberían tener varias líneas de trabajo, por un lado abordar la relación con las asociaciones de la comarca e incluso a nivel nacional si fuera posible y por otro la defensa del medio ambiente “pero no solo defender en el sentido de fiscalizar y estar atentos a cualquier `tropelía´ que se pueda hacer, sino en el aspecto de divulgar con grupos que estudien flora, paseos que enseñen dónde están las cosas…”. Al respecto señaló que “lo que no conoces no lo puedes defender” por lo que es importante conocer el entorno.

 

Blog

Haciendo esa llamada para que haya más personas que se impliquen en la asociación  y en sus actividades, Marcos señaló que han abierto en su blog un formulario para recoger datos de nuevos asociados.

En la reunión se fijó un nuevo encuentro el viernes 15 de febrero en el centro cultural Santa Clara en el que esperan contar con mayor asistencia para explicar de nuevo lo que se pretende conseguir “e intentar implicar a las personas en la participación en grupos y en la realización de actividades que se nos ocurran a nosotros o que puedan proponer las personas que se asocien”.

Entre las nuevas ideas que se plantearon en la reunión figura la posibilidad de solicitar la adhesión de la asociación al grupo de acción local Honorse Tierra de Pinares. Un grupo que según señaló Antonio de Benito, socio del colectivo, no cuenta con ninguna asociación ambientalista. Esa adhesión les permitiría estar informados de las inversiones que se realizan en la comarca y también apuntaron que les permitiría poder impulsar algunos proyectos como por ejemplo un observatorio de aves en El Espadañal, siempre contando con los pertinentes permisos.

También se habló de la inacción de las administraciones en el caso de la tala ilegal que se produjo hace más de una década en el Pinar de la Torre. Así se puso de manifiesto que aunque conforme a la ley ese espacio había que repoblarlo, se continúa cultivando y no se ha hecho la repoblación. Por ello apuntaron que es importante hacer cumplir la ley.

Entre los asistentes se planteó la necesidad de abrir el colectivo a la comarca y preocuparse por temas de los pueblos del entorno de Cuéllar, la importancia de fijar una cuota simbólica a los asociados, el interés que podría tener para el colectivo el contar con perfiles en las redes sociales para llegar a los más jóvenes, hacer limpieza en zonas concretas, plantación de árboles, restauración de jardines o fuentes….

También se sugirió que se trabajará en dos líneas, por un lado la denuncia y por otro la concienciación, divulgación y estudio de la naturaleza.