Imagen del cribado masivo efectuado en Cantalejo. | Foto: Junta de Castilla y León |

La alta incidencia de la COVID-19 en Cuéllar ha llevado al alcalde de la villa, Carlos Fraile, a solicitar al delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Mazarías, la realización de un cribado masivo en el municipio.

Fraile ha realizado esa solicitud de acuerdo con los datos de que dispone para el control por parte de la Policía Local de Cuéllar de confinados y que son facilitados a través del Departamento de Salud Publica de la Junta de Castilla y León. Unos datos que  reflejan esa tendencia al alza, desde las 8 personas incluídas el viernes 8 de enero, las 20 del lunes 11, las 31 del martes 12 y las 33 del miércoles 13, un total de 92 personas confinadas.

Para ello ofrece el pabellón polideportivo y la colaboración de la Policía Local, Protección Civil y los miembros de su Equipo de Gobierno

La Alcaldía entiende “que es absolutamente necesaria la realización de un cribado masivo en nuestra localidad”. Para ello ofrece el pabellón polideportivo y la colaboración de la Policía Local, Protección Civil y los miembros de su Equipo de Gobierno, “facilitando todo cuanto sea posible para la realización del cribado”.

“La preocupación por la elevada incidencia y por el ascenso en la tendencia de positivos es lo que me lleva a solicitar este cribado masivo”, asegura Fraile. “Especialmente mi preocupación se centra en las personas más vulnerables, nuestros mayores y hacia la comunidad escolar que en Cuéllar es importante con dos institutos, tres colegios de educación infantil y primaria y un centro de educación de adultos”, apunta el alcalde.

Fraile considera evidente que “alguna medida hay que adoptar con urgencia” y para ello solicita la detección de contagiados mediante ese cribado, “ya que la ausencia de síntomas en muchos de ellos puede provocar la rápida propagación del virus”, señala.