La localidad de Fuenterrebollo celebró el sábado su tercer encuentro de bolillos organizado por el Ayuntamiento y la Asociación de Amas de Casa. A partir de las 10 de la mañana fueron llegando las encajeras al Salón Multiusos El Trinquete donde fueron recibidas por el Concejal de Festejos, Cultura, Deporte y Juventud del Ayuntamiento, Daniel Sacristán, para recibir una carpeta con información del encuentro, una bolsa, un bolillo y un pañuelo conmemorativo del encuentro.

Acto seguido, se procedió a la inauguración oficial con las encajeras trabajando y produciendo el bonito sonido de los bolillos de fondo y la apertura de los stands que participaron y ofrecieron artículos de lo más variado dentro del mundo de los bolillos, encajes, diseños, y artesanía…

Durante la mañana, también tuvo lugar un taller de telar de bajo lizo, una degustación de dulces, y un sorteo de regalos donados por diversos comercios y establecimientos.

El acto más emotivo, tuvo lugar con el nombramiento de encajera de honor de 2019 a Pilar Rojo González, encajera de bolillos de Fuenterrebollo, que a sus 90 años, sigue haciendo sonar sus bolillos y cruzando sus hilos. Además de encajera, ha enseñado a generaciones posteriores a realizar encaje de bolillos, y es que, como ella misma comentó emocionada durante el acto, “los bolillos son mi vida”. Pilar, a la que le gusta pasear, leer, asistir a los eventos que se organizan en el pueblo, compartir las tardes con sus vecinos, tuvo palabras de agradecimiento para todos y comentó, que como siempre tiene labor empezada, tiene ganas de avanzarla y terminarla para empezar otra cosa para sus hijos y nietos.

Sacristán, que estuvo presente en el acto, hizo entrega a la encajera de honor de un bolillo de plata grabado con su nombre y nombramiento, y tuvo palabras de reconocimiento y agradecimiento a la labor que realiza Pilar por mantener el encaje de bolillos, que según Sacristán, “debe conservarse y trasmitir a nuevas generaciones para que no se pierda, ya que es parte de nuestra cultura y nuestro patrimonio, y tenemos entre todos que potenciarlo y ponerlo en valor”. Pilar, que estuvo acompañada por su familia, recibió de su profesora y compañeras de bolillos un ramo de flores.

La mañana se completó con una paella que compartieron encajeras, acompañantes y organizadores.

La tarde comenzó con la inauguración y apertura de la exposición sobre encaje de bolillos y bordado segoviano que albergó trabajos de encaje de bolillos, aplicaciones en prendas de ajuar y trajes segovianos, mundillos, una amplia variedad de trabajos bordados en punto segoviano… y donde cabe reseñar el último chal de bolillos realizado por la encajera de honor del encuentro.

La conferencia impartida por Mónica García Barriuso sobre otros dos oficios del pasado, como son, el tejido de telar de bajo lizo y el fieltro húmedo, puso el punto y final a este encuentro que reunió a un gran número de encajeras y acercó a numeroso público a disfrutar de los distintos actos programados.